Envío gratis a partir de 50€ en 24-72 horas

CONSEJOS Y NOVEDADES

El arte del café con leche: una delicia para los sentidos

Tabla de contenidos

El mundo del café es grande, tanto como puede serlo el de los coches la moda… Al final es café. ¿Quién no bebe café? ¿Tú conoces a alguien? Cuidado, igual es un marciano. Dentro de este mundo y sus variables tenemos el famoso café con leche.

La Variedad Arábica: Calidad y Sabor

Una opción simple que mucha gente escoge para rebajar el amargo sabor del café al que estamos acostumbrados. Sabor amargo debido a que ese café es de la variedad Robusta. Una variedad más productiva, de menor calidad y con el doble de cafeína que la variedad arábica.

La variedad arábica por el contrario crece en zonas concretas, es un café de mayor calidad y permite que percibamos sabores, matices y notas únicas en cada café

Esta es la única variedad de café  de especialidad que promovemos y aconsejamos. Un café arábica 100% permitirá que puedas disfrutar el café hasta sin leche! Como lo oyes. Realidades aparte. La leche aporta al café suavidad y es una opción genial a todos aquellos que no lo aguantan solo.

Un café arábica 100% permitirá que puedas disfrutar el café hasta sin leche!

La Importancia de los Granos de Café

Para un café con leche pleno también importa mucho los granos de café. Es importante que estén recién molidos y cuidado con su color. Si son más negros que la conciencia de Voldemort, vamos mal. Los granos de café deben ser color canela, lo que da lugar a poder percibir los matices de ese café, lo que da lugar a que ese café no sea tan amargo como el final del Titanic.

También es clave seleccionar un café que se adapte a tus gustos. Desde un Brasil con perfil achocolatado, un Honduras o un Colombia. Todos ellos son cafés con perfiles achocolatados y acidez baja o media, ideales para iniciarse en el mundo del café de especialidad, aunque lo ideal es probar, experimentar con diferentes orígenes hasta encontrar la que mejor se ajuste a tus preferencias.

Colombia Santa Bárbara

Desde: 9,95 
Café de proceso lavado con perfil suave lavado.

Brasil Cerrado Mineiro

Desde: 8,95 
Café de proceso natural con perfil achocolatado.

Honduras Marcala

Desde: 8,95 
Café de proceso lavado con perfil suave lavado.

Preparación del Café con Leche: El secreto para Disfrutar en Casa como un Barista Profesional

Si te haces mal un cocido estará malo. Es obvio, ¿Verdad? Pues lo mismo pasa con el café. Si te lo haces mal, estará malo. La preparación es muy importante y aquí te dejamos unas claves para que tu café con leche sea propio de barista.

Temperatura del Agua y la Leche

La temperatura del agua y la leche son cruciales para obtener un café con leche perfecto. El agua debe estar entre 90°C y 92°C al preparar el espresso, mientras que la leche debe calentarse hasta alcanzar aproximadamente los 70°C. Y tranquil@, 70 grados es caliente, algunos haters ya nos han matado por decir que el café con leche debe estar a 70 grados

Espumado de la Leche

Al momento de espumar la leche, busca obtener una espuma cremosa y sedosa. Utiliza un vaporizador de leche si tienes acceso a uno, o puedes calentar la leche en una jarra en el microondas y luego batirla vigorosamente para crear espuma. La clave está en lograr una textura suave y homogénea que complemente perfectamente el sabor del café de especialidad.

Preparación Final del Café con Leche

Una vez que tengas todos los elementos listos, es hora de preparar tu café con leche. Prepara un espresso siguiendo las indicaciones de tu máquina o método de preparación preferido, y calienta la leche hasta alcanzar la temperatura deseada. Vierte la leche sobre el espresso con cuidado, permitiendo que se mezclen de manera uniforme.

Disfruta de Tu Café con Leche

Así disfrutarás de un señor café con leche recién preparado, con un café adecuado, el café especial 100% arábica, ya sabes y tómate el tiempo de saborearlo, apreciar la complejidad de sus matices y sabores. En cada sorbo, deja que la bebida recorra toda la boca y trata de encontrar las notas de cada paquete de café.

Si te ha gustado este artículo, compártelo...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *